16 ene. 2013

Cambio en las actitudes

Ayer hablamos de que la población infantil en los orfanatos de China había cambiado radicalmente en la última década. Las razones de este cambio son muchas, pero hoy, me gustaría hablar del cambio en las actitudes de las nuevas generaciones de adultos.


 
Cuando los occidentales solemos pensar en la China del pasado, pensamos en una sociedad muy cerrada donde el pensamiento tradicional ha pasado de una generación a otra, sobre todo en las zonas rurales. Y por supuesto, parte de ese pensamiento tradicional consistía en que las niñas eran tratadas como ciudadanos de segunda clase, por lo general consideradas como "sin valor", pues muchas familias pensaban que necesitaban hijos varones para trabajar en las granjas y cuidarles en su vejez. Todos los que estamos interesados en China hemos leído libros que describen hijas cuyos nacimientos nunca fueron reconocidos, o hijas a las que nunca se puso un nombre. La eterna pregunta del "por qué" del abandono de niñas ha sido estudiado en profundidad por muchos investigadores y autores de libros.

Sin embargo, en la última década ha habido enormes cambios en el Reino Medio [traducción del nombre del país]. Hace tan solo diez años, casi el 80% de la población china vivía en áreas rurales. Y ahora, por primera vez en la historia, más de la mitad de la población vive en ciudades. Y esa cifra no para de crecer (ver fuentes 1, 2). La vida en la ciudad y el acceso al trabajo en fábricas implica que las mujeres tienen muchas más oportunidades de obtener un salario y contribuir al mantenimiento de sus familias.   


Imagen de:  AFP/Getty images from ABC News


La rápida expansión de los teléfonos móviles y del uso de internet en China, también han contribuido al cambio de actitudes tradicionales y antiguas. Incluso en las áreas más pobres, donde las familias no tienen agua corriente en sus casas, o calefacción de ningún tipo, los smartphones (los iPhones etc.) y con ellos el uso de internet, son cada vez más comunes. Hace algunos años, vimos la explosión de las redes sociales en China como Weibo o QQ. Weibo, que es una especie de Facebook y Twitter, tiene hoy día más de 400 millones de usuarios registrados. Y con un acceso 24/7 (las 24 horas del día, 7 días a la semana) a nuevas ideas y conceptos, y a debates online, la antigua creencia de que las mujeres no tenían valor desaparece a ojos vistas.


Ningún debate sobre la reducción en el número de abandonos de niñas bebés estaría completo si no mencionamos además la triste realidad de las ecografías de ultrasonidos y el aborto selectivo (ver fuentes 3, 4). La gran disponibilidad de esta prueba prenatal y su bajo coste, permite a las parejas saber de antemano si van a tener una hija. Oficialmente en China es ilegal practicar abortos selectivos, y se han dado muchos pasos para evitar esta práctica, sin embargo, sigue ocurriendo. Para una madre o una pareja que han decidido no tener bajo ningún concepto una hija, el abandono no es la única opción.

Y aunque todavía queda mucho antes de que veamos un equilibrio de géneros en China, la verdad es que las opiniones y la valoración de las hijas está definitivamente cambiando. Muchos adultos jóvenes de allí que conozco me dicen que les gustaría que su único hijo fuera una niña. Hay mucha gente muy prominente y conocida en China, como Yao Ming, un famoso jugador de baloncesto cuyas imágenes con su muy querida hija pueden verse desde un extremo al otro de China. Pero la conclusión importante es que el número de niñas sanas que se abandonan y entran en las instituciones gubernamentales de bienestar, se ha reducido.  


~Amy Eldridge, Chief Executive Officer. Directora Ejecutiva
Mañana: cómo la adopción nacional ha aumentado considerablemente en China

Fuentes:

1) http://www.globalasia.com/actualidad/la-poblacion-urbana-china-gana-a-la-rural-por-primera-vez-en-la-historia 

2)  http://es.reuters.com/article/entertainmentNews/idESMAE80G07220120117

3)  http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/03/14/mujer/1300119219.html 

4)  http://internacional.elpais.com/internacional/2011/09/21/actualidad/1316556011_850215.html

  


No hay comentarios: