26 abr. 2012

Reflexiones Sobre El Viaje de Intercambio de Fisuras 2012

Los viajes de fisuras son siempre extenuantes, tanto física como emocionalmente. Los meses de preparación, largos viajes de avión, las maletas enormes y pesadas con las que luchar por los aeropuertos y rogar en el check-in que no nos carguen tasas, la alimentación en un país extranjero, y las largas y duras horas en un hospital desconocido; todo resulta insignificante comparado con el momento en que el primer niño sale del quirófano.

La alegría y la incredulidad de que tal transformación en la apariencia del niño haya ocurrido en solo una hora o dos, te llena de energía. De repente, el subir y bajar sin cesar por las escaleras del hospital y las largas horas de duro trabajo se hacen fáciles e indoloras!

El primer día siempre empieza a buen ritmo. No hay tiempo para jet lag o adaptarse a las diferencia culturales. Aterrizamos y a correr. En este viaje, 35 bebés fueron evaluados, y muchos fueron admitidos en el hospital, para ser operados en los siguientes días, o enviados, con sus cuidadoras, a hoteles cercanos a esperar su turno.Todo esto sucedió el domingo, después de que el equipo llegase de vuelos largos y agotadores.

Josh

Para mí, las caras que he visto solo en mails y hojas excel, de pronto son bebés y niños reales, que me dan la bienvenida con una sonrisa o un grito. Las personalidades surgen, y los conozco individualmente. Estoy feliz de haber dado a cada niño un peluche y un babero, símbolo del amor y buenos deseos llegados a través del océano de la gente que quiere hacer algo  — cualquier cosa — para ayudar.

Theo

Pienso en cada padrino y hago notas mentales sobre cada niño, y así poder compartir los detalles con la gente que están cambiando la vida de cada niño. Hago fotos, cientos de ellas. No solo para los padrinos, si no también para el niño que recibe esta oportunidad que cambiará su vida.

Soy la guardiana de la historia de cada niño,fotos y anécdotas, y me tomo este papel muy en serio. Mi compañero de trabajo estaba un poco angustiado por esto: Como puedes hacer tantas fotos?" Se preocupa de que cada foto  tenga que ser examinada para ver cual se elige para ese día, reducir el tamaño y enviarla por mail, un trabaja nada divertido al final de un largo día. Pero en lo único que pienso, es que cada foto es una pequeña parte de la historia del niño. Cada foto significará el mundo para el niño adoptado, o para el adulto, que puede tener muy poca información sobre los inicios de su vida.

Abby

Me preocupo por los niños que he conocido en viajes anteriores que todavía no tienen familia. Los llevo en mi corazón hasta que me dicen que están en casa. y aunque es maravilloso verlos de nuevo, desearía que fuese diferente, Ellos vuelven porque no han sido todavía adoptados por varias razones, y algunos no pudieron ser operados debido a su estado físico o ser demasiado frágiles. 

Harris

Este viaje, Harris y Louise volvieron en este viaje a que les operasen del paladar, después de ser operados del labio en Fuzhou por el Dr. Ness en 2010. Harris era el bebé que mas a menudo acababa en mi regazo. Tengo vídeos jugando con él, y haciéndole reír antes y después de la operación hace un año. Al final del viaje de Fuzhou, Jenn Sayler y yo les hicimos mimitos camino del aeropuerto. Susurramos que esperábamos que su familia para siempre viniese pronto a por ellos. Los llevamos en brazos todo el camino hasta el mostrador del check-out, y solo entonces, a regañadientes, los devolvimos a los brazos de sus cuidadoras, para que pudiesen subir al vuelo nacional, de vuelta a su orfanato. Embarcamos en nuestros vuelos, de vuelta a EEUU, deseando haber podido llevarlos de vuelta a casa, con familias. 

Louise

Ha sido triste verlos de nuevo, todavía en el orfanato, y todavía sin familias propias. Una ve más, conecté con ellos cuando llegaron al hospital, ya sabiendo lo que podía hacer para para calmarlos cuando estuviesen asustados o doloridos. Ya son niños, y desconfían de los extranjeros. Estuve triste de no poder abrazarlos, pero feliz de ver como buscaban a sus cuidadoras para sentirse mejor. Es buena señal, y ellos podrán vincularse a una nueva familia adoptiva algún día en un futuro. Los vi pasar por una operación una vez más, esta vez con la esperanza renovada de que pronto tendrán una familia. 

Blaise y yo 

En el viaje a Fuzhou en Octubre de 2010, nos preocupamos mucho por Blaise. Hicimos turnos para abrazarlo y acurrucarnos con él durante los descansos de nuestras rondas de enfermería. Era increíblemente pequeño y frágil debido a sus múltiples problemas médicos. Verlo gordito y feliz en este viaje ha sido increíble y maravilloso! Después de una operación fallida hecha en otra ciudad, el Dr. Ness ha podido arreglar su labio, y Blaise ahora parece el niño adorable que es. 

Las noticias de que un niño ha sido asignado después de la operación es el pago para el duro trabajo que hacemos. Espero cada actualización y busco las noticias de que un niño ha sido adoptado. La triste realidad es que hasta que el labio de un niño ha sido operado, es duro para las posibles familias imaginar como podrían encajar en su familia. Muchas familias ven primero el defecto y no el niño que hay detrás. Una vez reparado, el niño brilla, y muchos son asignados rápidamente a familias que esperan.

Volver a EEUU es subrealista los primeros días. Es duro hacer el cambio del horario chino al americano, pero es duro también dejar atrás a los niños de los que nos hemos enamorado. Me duermo y despierto, preguntándome como estará Emily. Se habrá adaptado a Heartbridge? Está su herida curando bien? Cuando comenzarán la fisioterapia con ella? Que posibilidades tiene de poder llevar piernas ortopédicas? 

Emma

Pienso en las cuidadoras y niños de Guizhou.Habrán vuelto a sus pueblos? Como estará la herida de Emma? Como de bonita estará cuando sus heridas se curen, y su pelo crezca, después de todos los sueros que tuvieron que administrarle, durante su neumonía, unas semanas antes del viaje?

Michael

Como estará Michael? Le seguirán sentando las cuidadoras en posición vertical y un poco hacia delante para que la comida vaya por el camino correcto? Necesito volverles a enseñar como hacerlo? Lo sé, no puedo, ya que estoy al otro lado del océano — pero aún así, me preocupo. 

Olvidaré alguna vez a Louise y su galleta? No, nunca. Pero espero saber un día pronto, que ella está encandilando a sus nuevos padres con su sonrisa. 

Echo de menos al equipo con el que he trabajado tan de cerca. Todavía tengo mucho que hacer en casa: informes médicos que terminar y enviar a sus expedientes, fotos que organizar y resúmenes del viaje que escribir y compartir, Hecho de menos compartir el trabajo en persona, en lugar de online.

Los viajes de operaciones son extenuantes, eufóricos y cambian la vida. Nadie se va sin ser tocado por lo que hemos experimentado. 

~Maureen Brogan Gealey, Directora de Intercambios Médicos

1 comentario:

Mei dijo...

Me emocionáis siempre LWB...Sois fantásticos...Mi hijo no tuvo la suerte de caer en vuestras manos, ahora está en las mías, afortunadamente...Qué suerte tienen estas criaturas pequeñas de haberse cruzado vuestra ONG en sus vidas...ANIMO Y CONTINUAD dándonos estas alegrías...a los que os seguimos tan de cerca...